| Desarrollo Web: DIALOG COMUNICACIONES
Materia Prima:

DE LA SEMILLA AL HUMO

PREPARACION DE LA TIERRA
Las raíces de las plantas de tabaco son muy delicadas y exigen que los suelos estén sueltos para que puedan prosperar. Así, bajo el sofocante calor de verano, el veguero rotura sus campos repetidas veces. Esto ayuda a que la vegetación presente, se convierta en un nutriente natural del suelo. Para evitar que se altere la estructura de los suelos

DE LA SEMILLA A POSTURA
Para asegurar el mejor comienzo de la cosecha, las semillas son distribuidas, en los viveros donde empieza el proceso de germinación, después de los 45días de regadas y gracias a un estricto control fitosanitario las plantas obtienen entre 15- 20 centímetros de alto,tamaño que indica que ya están listas para ser trasplantadas al campo.

CULTIVO DEL TABACO
La siembra se realiza por etapas, para dispersar los esfuerzos supremos que exige esta labor y sobre todo la recolección.Durante los 45 o 50 días que las plantas necesitan para alcanzar su completa madurez cada una es visitada regularmente para labores de azada, control de plagas, pero fundamentalmente, para la eliminación de sus yemas terminales y axilares.

Cuando cada planta alcanza el tamaño deseado, se le elimina la yema terminal para estimular el crecimiento de las hojas, esto provoca la aparición de hijos o yemas axilares, que también tendrán que ser separadas.

LA RECOLECCION
Esta fase de la producción comprende la recolección de las hojas de la planta y se realizan por etapas,a los cincuenta días con posterioridad a la siembra comienza la recolección. La recolección del tabaco es un trabajo hercúleo, no solo porque las hojas son recogidas una a una y a mano, sino porque solamente se pueden tomar dos o tres a la vez.

CURACION AL AIRE
Esta fase comprende diferentes labores que se llevan a cabo en los secaderos tales como el cocido de la hoja, levante y bajado de cujes encajonado para su traslado a la planta de proceso;todo el tabaco, se cura o seca al aire. Este es un proceso largo y natural que demanda una supervisión constante para asegurar que la temperatura y la humedad permanezcan bajo control. Muy diferente al método flue curing empleado en el tabaco, para cigarrillos.

La curación al aire, toma alrededor de 45 días para culminar. Primeramente las hojas se ponen amarillas y después por un proceso de oxidación asumen el color dorado- rojizo que indica que están listas para la primera fermentación. Las hojas recién encartadas se sitúan cerca del suelo. A medida que secan se trasladan a la parte superior de la casa de Tabaco.

PRIMERA FERMENTACION
Una vez curadas, las hojas de cada cuje se amarran en un mazo denominado gavilla y se llevan a las casas de fermentación, aquí se colocan en pilones o pilas de aproximadamente 1.7 m de alto.

La humedad presente en las hojas es suficiente para comenzar la primera fermentación que puede durar hasta 365 días. Esto reduce las resinas en las hojas, las cuales adquieren un color más uniforme, antes de pasar al despalillo y clasificación. Los pilones son monitoreados constantemente, si la temperatura del tabaco excede los 500C se deshace el pilón y se sacuden las hojas antes de apilonarlasnuevamente.

DESPALLIDO Y CLASIFICACIÓN
Para facilitar su manipulación el tabaco se somete a un proceso de humectación llamado Moja; este proceso consiste en rociar con agua pura las capas para evitar que se manchen y permanezcan intactas después de su clasificación preliminar. El despallido y cosificación final de las capas tiene lugar más tarde en las fábricas.

Las tripas y capotes se mojan con una mezcla de agua y palillos de tabaco. Se les retira la parte más gruesa del nervio y se clasifican completamente atendiendo a su color, textura y tipo de hoja.

SEGUNDA FERMENTACION
Ya clasificadas, las hojas son amontonadas nuevamente, esta vez formando una pila mucho más grande conocida como burro. El tamaño del burro combinado con la humedad retenida de la moja desencadena una fermentación más intensa que puede durar hasta sesenta días.

El tabaco sufre una transformación química que refina aun más su sabor y aroma al tiempo que elimina las impurezas restantes. Termómetros se plantan a la altura del corazón del burro, para asegurarse que la temperatura no sobrepase los 420C.

OREO Y ENTERCIADO
Después del rigor de la segunda fermentación las hojas deben ser colocadas en anaqueles o Parrilleros por unos días.Ya después, los Tercios se trasladan a los almacenes y se monitorean constantemente. Las hojas se colocan en los Parrilleros para que pierdan el exceso de humedad hasta que se consideran listas para ser envasadas.

AÑEJAMIENTO EN TERCIOS
Mientras los tercios permanecen en los almacenes, esperando ser requeridos por las fábricas, el tabaco sufre un procso de añejamiento que enriquecerá aun más su aroma y sabor. Ahora ya están listos para dejar su cuna, para su transformación gradual.